Manada de caballos salvajes trae nueva vida a la España despoblada


El post Una manada de caballos salvajes trae nueva vida a la España despoblada apareció primero en InSpain.news.

PROVINCIA DE TERUEL – La introducción de una manada de caballos salvajes en la epicentro de la España despoblada marca el inicio del ambicioso proyecto Rewilding Iberia. Esta renaturalización tiene como objetivo para afrontar los retos del presente. 

Hace 100.000 años, el territorio de lo que hoy es España tenía un aspecto muy diferente. Grandes herbívoros, como bisontes, uros (ancestros de la vaca) o caballos salvajes pastaban en libertad en una zona donde el hombre aún no había dejado su huella imborrable. Sin embargo, ahora el movimiento rewilding propone restaurar parte de ese pasado para afrontar los retos del presente. Piense en la pérdida de biodiversidad, los grandes incendios forestales y la crisis climática. 

reconstrucción 

El proyecto Rewilding Iberian Highlands se presentó en octubre en Cuenca. Esta es una de las provincias españolas más afectadas por la despoblación. Pertenece a Rewilding Europe, una fundación con sede en los Países Bajos establecida en 2011 por iniciativa de cuatro organizaciones:

  • WWF Países Bajos
  • ARCA Naturaleza
  • Maravillas salvajes de Europa
  • Capital de la Conservación. 

El término ‘renaturalización’ abarca el retorno de la vida silvestre, la restauración de procesos ecológicos, la restauración de hábitats y el apoyo a la economía local mediante la promoción de negocios basados ​​en la naturaleza y el turismo de naturaleza. 

‘Rediseñando España’ 

“La renaturalización debe inspirarse siempre en el pasado, pero no copiarlo hoy”, explica Jordi Palau. Palau es ingeniero forestal y autor del libro Rewilding Iberia, en el que explora el “gran potencial” de rewilding España. Este movimiento científico y filosófico, que existe desde hace cuatro décadas, acaba de lanzar su primer proyecto en nuestro país. RTVE.es habla con Palau sobre su obra. 

Ver también: Fundación holandesa con fondos británicos quiere devolver la España vacía a la naturaleza 

Es una de las zonas menos pobladas del país -y de Europa-: la zona montañosa entre las provincias de Guadalajara, Cuenca y Teruel. La iniciativa abarca 850.000 hectáreas en el epicentro de la España despoblada. Es un área con diversidad de hábitats y rica en biodiversidad. RTVE.es habla con Jordi Palau, autor del libro Rewilding Iberia. También es investigador en el proyecto Rewilding Iberian Highlands. 

Caballos serranos semisalvajes 

Ya han comenzado las primeras reintroducciones de especies aquí en Cuenca: una manada de 13 caballos serranos semisalvajes, una raza autóctona del centro de la península que corre peligro de desaparecer. Además, el objetivo es “restaurar procesos ecológicos que se han perdido en nuestra sociedad”. En este caso se trata de la “limpieza del bosque”, que ya no se realiza porque se han perdido métodos tradicionales como la silvicultura o el pastoreo, explica el biólogo y director del proyecto, Pablo Schapira. 

‘Es la naturaleza la que hace el trabajo’ 

La renaturalización intenta restaurar los ecosistemas mediante la introducción de especies, la eliminación de barreras humanas en los ríos o la restauración de humedales secos. De esta forma, se están haciendo esfuerzos para devolver los ecosistemas a su estado más natural, explica Schapira. “Se trata de ver cuál es el estado más natural al que se puede llegar”, añade. 

Una vez realizada la restauración, se pretende que el ecosistema se “mantenga”, subraya José María Rey Benayas, catedrático de ecología de la Universidad de Alcalá. “Tiene que haber intervención humana para restaurar los procesos ecológicos, pero una vez que esos procesos se ponen en marcha, es la naturaleza la que hace el trabajo”, dice. 

Rewilding es mucho más que no hacer nada 

“Rewilding no es no hacer nada”, afirma Palau, refiriéndose a procesos pasivos como salir del campo. Provocan “el empobrecimiento de los sistemas y la pérdida de variabilidad en el territorio”. Por tanto, la renaturalización puede contribuir realmente a la conservación de la población en la España despoblada. Puede atraer a turistas amantes de la naturaleza o que buscan fauna específica. También puede atraer empresas que comercializan productos naturales. 

Consecuencias éticas del rewilding 

“Creo que se puede restaurar una España despoblada. Sin embargo, el problema es cómo queremos vivir con ello. ¿Estamos dispuestos a vivir en un pueblo pequeño con la certeza de que habrá lobos por aquí?”. pregunta Nuria Valverde, investigadora del Instituto de Filosofía del CSIC en un proyecto que analiza las consecuencias éticas del rewilding. Ella señala que la gente ahora tiene principalmente la idea de que el juego está en nuestra contra. 

Grandes herbívoros limpian el bosque y previenen incendios 

En la zona de la Serranía Celtibérica donde se iniciará el proyecto, los promotores esperan que los herbívoros silvestres introducidos eliminen los excesos de pastos y matorrales que provocan los incendios. “La gestión forestal la realizan de forma natural los animales”, argumenta Schapira. 

La iniciativa arrancó en Mazarete (Guadalajara). Allí, en 2005, un fatídico incendio quemó 13.000 hectáreas y 11 bomberos perdieron la vida. Desde entonces, el bosque “se ha vuelto demasiado denso”, señala Schapira, lo que aumenta el riesgo de otro incendio. 

Los animales crean más áreas abiertas de bosque y mantienen el pasto más bajo. De esta forma, evitan la principal causa de los grandes incendios: la acumulación excesiva de combustible o biomasa. 

Reintroducción de las especies cabra montés y toro bravo 

Además de los caballos que ya están presentes en la zona -de momento en un monte de 1.400 hectáreas-, en un futuro se plantea la reintroducción de la cabra montés, además de aprovechar especies ya existentes como el corzo o el Jabali. 

Además de este proyecto específico, los responsables del proyecto también plantean la posibilidad de reintroducir el toro, descendiente de los uros, criado en una finca de Teruel, y el bisonte. La reintroducción del bisonte es controvertida, ya que los ejemplares que ahora se mantienen en las granjas pertenecen al bisonte europeo. No hay evidencia científica de que esta especie se encuentre en la Península Ibérica. 

Se considera la futura reintroducción de carnívoros 

Para controlar el número de herbívoros, el proyecto tiene como objetivo introducir carnívoros, como el lince ibérico, en la parte superior de la cadena alimentaria en el futuro. El lince desapareció del centro de la península hace siglos. Sin embargo, gracias a la reintroducción, ahora se puede encontrar en lugares remotos de Andalucía y Castilla la Mancha. Rey también señala al oso y al lobo como ejemplos de carnívoros que podrían cumplir esta función. Estas especies estaban muy extendidas por toda la península “hasta hace unos siglos”. 

Reintroducción de buitre negro 

El último paso serían las aves carroñeras, muchas de ellas amenazadas. El proyecto tiene como objetivo la reintroducción del buitre negro y la restauración del quebrantahuesos. Se traerían pájaros de los Pirineos. 

Por el momento, el proyecto aún está en sus primeras etapas -comenzó en octubre- y se ha fijado una duración de 20 años. Se financia con fondos privados y trabaja con los ayuntamientos y administraciones de varios niveles para conseguir suelo para su renaturalización. Por ejemplo, los potreros donde se han reintroducido los caballos han sido cedidos por la Provincia de Guadalajara. 

Las controversias de rewilding 

Sin embargo, las iniciativas de reurbanización no están exentas de controversia. Víctor Resco de Dios, catedrático de silvicultura de la Universidad de Lleida, advierte que la intensidad de los incendios está aumentando debido a “grandes masas forestales interconectadas”, uno de los efectos de no intervenir con la naturaleza. 

Según él, no basta con liberar especies como caballos, ciervos o cabras para talar los bosques. El impuesto a los combustibles que eliminarían sería muy bajo. Además, estos animales no comen hojarasca, que es una de las principales fuentes de biomasa que alimenta los incendios forestales. 

Añade otro efecto no deseado de la “deshumanización”: la pérdida de biodiversidad que se produce cuando se abandonan las zonas rurales y se homogeneizan los paisajes. “La gestión tradicional, la agricultura artesanal y las actividades forestales producen precisamente ambientes con mayor diversidad paisajística. 

Otro estudio de 2016 advirtió que la renaturalización podría ser “la caja de Pandora de la conservación”. La introducción de especies que no han estado presentes en un área durante siglos puede tener consecuencias imprevistas para las que ya están en esa área. Entre esas consecuencias está precisamente la pérdida de la biodiversidad local. 

De la agricultura a la naturalización 

Los defensores de la renaturalización consultados para este informe, por el contrario, señalan que es precisamente un cierto grado de intervención lo que puede prevenir los efectos nocivos. Palau enfatiza que la reconstrucción también es compatible con la agricultura y la ganadería tradicionales, y está tratando de restaurarla. Estos mosaicos de paisajes en realidad pueden detener los incendios. 

Palau cita la experiencia en una finca inglesa como ejemplo de éxito en este sentido. Los propietarios han intentado sin éxito durante décadas dedicarse a la agricultura, y finalmente eligieron recuperar sus 1.200 hectáreas. 

“Utilizan diferentes herbívoros, como ciervos, vacas o jabalíes”, explica. No solo “vieron una recuperación impresionante en la biodiversidad”, sino que salieron del rojo de la agricultura y encontraron “nuevas fuentes de ingresos”. Estos incluyen el establecimiento de una marca de carne orgánica, actividades de educación ambiental y turismo de naturaleza. 

El post Una manada de caballos salvajes trae nueva vida a la España despoblada apareció primero en InSpain.news.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *