Refugiados repoblan pequeños pueblos de Cataluña


El post Los refugiados repoblan los pequeños pueblos de Cataluña apareció primero en InSpain.news.

SOLSONA – La Generalitat de Catalunya quiere insuflar nueva vida al campo con un nuevo plan de repoblación. La idea es ofrecer a los refugiados un trabajo y un hogar en pequeños pueblos donde la despoblación es un problema. 

El guardián escribe sobre Orwa Skafe. Huyó de Siria hace siete años y ahora tiene trabajo y una casa en un pequeño pueblo a 900 metros en los Pirineos. Al hacerlo, es uno de los primeros en beneficiarse del programa del gobierno catalán llamado Operación 500. Los nuevos residentes acaban en pueblos de menos de 500 habitantes. 

Los participantes reciben una casa y trabajo por un año 

El plan de repoblación se está ejecutando a través de una colaboración entre la oficina regional de empleo, la comisión de igualdad y la Asociación de Microaldeas. Además, se ofrece a los participantes una vivienda y un salario de 19.434€. Esto se paga a través del municipio. El trabajo también lo organiza el municipio. Inicialmente se albergarán 30 familias en 25 municipios. 

Solo pueden acogerse al programa los solicitantes de asilo, los refugiados y los inmigrantes que residan legalmente en España. Hasta el momento se ha atendido a 30 familias, 24 de las cuales son refugiados. Personas de la Asociación de Microaldeas ayudan a los participantes en el proceso de integración, aprendizaje del idioma e independencia. 

La idea del programa es que la gente se integre primero en los pueblos donde ya existe una red social. Un programa de mentores les ayuda con esto. Luego, cuando hablen el idioma y estén integrados, pueden mudarse a una ciudad. 

Orwa Skafe de Siria 

Skafe primero se quedó en Haití por un tiempo, pero no lo encontró lo suficientemente seguro allí y viajó a España en enero pasado. Allí se le concedió asilo después de un mes. Ahora vive en el pueblo de montaña de Tirvia con 130 habitantes y cerca de la frontera con Francia. Realiza trabajos de mantenimiento y limpieza. 

Dice que es muy feliz en el pueblo de montaña español. Además, buscaba principalmente la paz y la naturaleza. Pero no lo encontró en Barcelona. Además, poco a poco va dominando el idioma como único extranjero en el pueblo. “La gente es muy hospitalaria, todos me hablan, me ofrecen ayuda o para hacer mis compras. Ese es el 90% del caso. Sin embargo, por supuesto, siempre hay personas a las que no les gustan los extraños”, dice en The Guardian. 

Relacionado: Muchos pueblos de la España vacía corren peligro de desaparecer dentro de dos años 

Su ferviente deseo es que su mujer y su hijo, que aún se encuentran en Siria, puedan reunirse con él en cuanto reciba el permiso de residencia. No ve volver a Siria como una opción. “Quiero quedarme en el pueblo cuando termine el programa y quiero que mi familia viva aquí conmigo. Voy a trabajar duro para quedarme aquí”. 

Marilu Arqueta y niños en Ulldemolins 

La Vanguardia cuenta la historia de Marilú Arqueta, sus dos hijas y su hijo, de entre 10 y 19 años. Arqueta, procedente de El Salvador, ha sido contratada por el municipio de Ulldemolins para realizar labores de limpieza en las distintas instalaciones municipales. El reto ahora es que Arqueta y otras familias permanezcan en los pueblos después de un año y así contribuir a reducir la pérdida de habitantes. 

Ulldemolins depende principalmente del cultivo del olivo y perdió casi un centenar de sus 500 habitantes en 15 años. Más del 35% tiene más de 65 años y sólo el 8% tiene menos de 14 años. Por lo tanto, la llegada de refugiados con niños pequeños debería ayudar a compensar estas cifras. 

Origen de los participantes 

Los primeros participantes en el programa de repoblación son de Ucrania (8); Siria y Colombia (4); Afganistán (3); venezuela (2); Pakistán (2) y Ecuador, Georgia, El Salvador, Honduras, Marruecos, Perú y Uruguay, uno cada uno. De estos, el 57% son hombres y el 43% mujeres con una edad promedio de 39 años. Veintiséis se han asentado en las aldeas con niños u otros parientes, lo que representa 48 personas más. 

Relacionado: El cultivo de cáñamo como solución a la España vacía 

Las ocupaciones que persiguen estos nuevos residentes incluyen jardinería, conserjes, asistentes del alguacil, mantenimiento y limpieza. 

Los detalles del programa aún no se han completado. 

El programa comenzó este mes con grandes expectativas, pero aún no se han finalizado los detalles. El papel de los mentores es muy importante. Cada familia debe acabar en el pueblo que mejor se adapte a sus necesidades. Además, los niños y jóvenes que se han mudado con sus padres deben recibir una educación garantizada. 

El post Los refugiados repoblan los pequeños pueblos de Cataluña apareció primero en InSpain.news.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *