Un tipo especial de turismo está creciendo en España


El post Un turismo especial crece en España apareció primero en InSpain.news.

MADRID – Cada vez son más las personas que quieren saber cómo era la vida de los presos. Por eso les gusta visitar una prisión en desuso. El turismo penitenciario sigue creciendo en España, según un informe reciente. 

El informe ha sido elaborado por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Las conclusiones revelan el éxito de este tipo de turismo. Utiliza como ejemplo la cárcel La Model de Barcelona. Ha sido visitado por más de 154.000 turistas desde su cierre en 2018. 

En el Centro Penitenciario La Modelo de Barcelona, ​​que se ha beneficiado de la creciente tendencia del turismo penitenciario, los visitantes pueden recorrer los pasillos de la prisión de forma gratuita durante una hora. También se les permite visitar las celdas y ver cómo era la vida cotidiana de los presos. 

¿Por qué los turistas quieren visitar una prisión? 

José R. Ubieto, catedrático de psicología de la UOC, ha destacado las tres principales razones por las que cree que los turistas quieren visitar estos centros. Principalmente, “la mayoría de los turistas quieren aprender un poco sobre la historia durante la visita”. Según él, algunos turistas acuden por “curiosidad morbosa” a ver escenarios de sufrimiento humano. Otros siguen la tendencia y les gusta compartir su experiencia ‘especial’ en sus redes sociales. 

la parte negativa 

Sin embargo, también existe un riesgo para algunos visitantes. Puede ser que una visita a prisión provoque un aumento de alguna patología que ya hayan desarrollado. Ubieto lo confirma, afirmando que “para algunos, puede alimentar un delirio patológico preexistente (personas psicópatas que visitan estos espacios como refugio de sus fantasmas)”. 

Un fenómeno mundial 

Esta tendencia no sólo está surgiendo en España. La prisión de Alcatraz, California, recibe más de un millón de visitantes cada año. La prisión de Karosta (Letonia) es visitada anualmente por 30.000 curiosos. Este también tiene el paquete “noche extrema”. Por 17 € -y con autorización previa firmada- el visitante recibe el mismo trato que el preso. Con flexiones forzadas, correr vueltas por el patio, despertarse a media noche, etcétera. 

Además de la cárcel de Barcelona, ​​en España, también se puede visitar el Cárcel del Broto en Huesca, de Valdenoceda en Burgos, Pedraza en Segovia y El Fuerte de San Cristóbal en Navarra.

Lea también: Enoturismo en España

El post Un turismo especial crece en España apareció primero en InSpain.news.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *